Al pasear por CASA LOEWE Madrid, uno se transporta al apartamento de un ávido coleccionista, y el sinfín de materiales naturales de origen español; desde la espectacular escalera central de piedra de Campaspero hasta los suelos de arcilla valenciana de la parte de abajo, todo se envuelve de un cálido sentido de pertenencia.