¿Qué hace que la piel de Loewe sea de las mejores del mundo?

España es internacionalmente reconocida por la calidad de su cordero, y lo mejor de esta piel proviene de Loewe. El entrefino español es un cordero criado en la templada región del Pirineo español. Las pieles de tan sólo 0.7 milímetros de grosor, superlativamente suaves y teñidas orgánicamente, se logran gracias a un laborioso proceso de abrillantado manual, seguido por un pulido con cilindros de cristal.

Aún después de este proceso, los expertos de Loewe aceptan únicamente el pequeño porcentaje de piel que se puede juzgar como absolutamente perfecto. Como resultado, la napa de Loewe no tiene rival en términos de su suavidad, flexibilidad y brillo. El que sea resistente y sensual a la vez la convierte en perfecta para bolsos como para prendas, donde los desafíos técnicos son aún mayores. La encarnación de la maestría de Loewe se evidencia en estas prendas de una ligereza, flexibilidad y proporción que muy pocos pueden conseguir, con una piel que favorece al cuerpo y que se siente suave como la seda.

El boxcalf y las pieles exóticas como el avestruz, el lagarto y el pitón también son de la más alta calidad. La belleza se mezcla con la función en los seductores bolsos que presentan bolsillos internos de gran ingenio. También notable es el excepcional rango cromático; desde el famoso ante Ante Oro que evoca el color de la tierra quemada por el sol, hasta el clásico destello de la napa negro azabache y carmesí, desde los inusuales colores como el zafiro y llama a los sobrios tonos de la uva, el acero, castaña y musgo.

Todo vuelve a los sentidos. El toque seductor es único.

Loewe - cuando el tacto relata la historia.

“No necesitas explicarlo. La gente tiene que tocarlo”, dice María Jesús Cervelló, a quien su padre le regaló un bolso de Loewe para las Navidades cuando tenía 17 años. María Jesús se jubiló recientemente, después 38 años atendiendo a clientes como el presidente Bill Clinton en las tiendas de Loewe en Madrid. “La piel de Loewe es una inversión para toda la vida”, dice Joaquín López, quien ha pasado toda una vida construyendo prendas de cuero y ante para la Casa.

Porque el arte de Loewe no proviene únicamente de encontrar la mejor piel, sino del invaluable legado de savoir-faire que se ha transmitido de generación en generación. Esta no es sólo la historia de una dinastía familiar que se ha extendido a lo largo de cuatro generaciones, sino la historia de una familia más extensa – aquella compuesta por dedicados hombres y mujeres, como Ángel Fernández, quien se incorporó a la compañía cuando tenía 14 años en 1958 y quien, hasta su reciente jubilación, continuaba usando una regla legada de artesano en artesano desde 1896. “La piel de Loewe es la mejor”, dice este maestro, “y, combinada con la pasión y la amistad de los artesanos, permite crear cosas maravillosas”.

POLITICA DE COOKIES
Las cookies son pequeños archivos de texto que son enviados al dispositivo del usuario por la página web visitada y que almacenan determinada información relativa al uso de la misma. Si continua navegando, estará dando su consentimiento a nuestra política de uso de cookies. Por favor, tenga en mente que la restricción de cookies puede tener impacto sobre su experiencia de usuario e impedirle acceder a ciertas partes de esta página web.
x