El director creativo de LOEWE, Jonathan Anderson, ha señalado que el trabajo de Meisel constituye un punto de referencia fundamental a la hora de reconfigurar LOEWE. La primera colección de LOEWE a cargo de Jonathan Anderson se representó a través de la unión de imágenes icónicas y del nuevo trabajo realizado por Steven Meisel, en el que se muestran siluetas arquetípicas en blanco y negro con estilismo de Benjamin Bruno.

La campaña también incluye bodegones cuidadosamente compuestos a partir de piezas de archivo que destacan la herencia de LOEWE, incluyendo una colección de sellos de bronce con un siglo de antigüedad que se utilizaban para grabar la piel. Estas imágenes, propias de museos, se yuxtaponen a fotografías hiperdescriptivas de piezas clave de las nuevas colecciones de Anderson para la firma. La campaña fue concebida por M/M Paris y la colaboración entre las cuatro potencias creativas ha continuado desde entonces.

Imágenes icónicas de Meisel se unen al nuevo trabajo realizado por el fotógrafo.

Una serie de 'Autorretratos' —imágenes sin fecha procedentes del archivo personal de Steven Meisel que el artista volvió a fotografiar en exclusiva para LOEWE— manifiesta el deseo de Anderson de recuperar diversos recursos visuales que reflejen su visión polifacética de la marca.

Junto a las imágenes del archivo de Meisel se presenta una serie de siluetas originales y fotografías descriptivas de las piezas clave de las colecciones de LOEWE. 

Steven Meisel creó un original autorretrato (el número 4) especialmente para la colección primavera-verano 2016. Para ello, se sirvió de una cámara digital para volver a fotografiar una copia impresa en blanco y negro de una imagen suya sin fechar, procedente de su archivo personal. En la fotografía, Meisel lleva una camiseta de color negro y vaqueros. Además la imagen plantea interesantes preguntas acerca de aspectos tales como la moda, las presentaciones, los retratos o las reproducciones.

Como en temporadas anteriores, en el centro de esta campaña se encuentra el exclusivo trabajo de Steven Meisel, una continuación de su colaboración especial con LOEWE. La imagen original en blanco y negro, procedente de la serie 'A Closer Look' de 2016, muestra una copia por contacto de un hombre desnudo en una pose clásica, con la cabeza recortada. Este componente de la campaña, seleccionado por Meisel, representa la contemplación reflexiva del fotógrafo hacia su modelo de cuerpo de referencia.

Los diferentes looks se han retratado ante una escultura de M/M Paris en la que se combinan agrestes formaciones rocosas con partes iridiscentes en blanco que reflejan el carácter de la colección. El elemento final de la campaña representa artículos de la gama de productos de LOEWE.

Como siguiente eslabón de la colaboración especial entre LOEWE y Steven Meisel, en esta ocasión la campaña se centra en un intrigante bodegón, un llamativo arreglo floral inspirado en la obra de Constance Spry, florista y autora de vanguardia británica de mediados del siglo XX. En otra imagen, Meisel fotografía a la supermodelo y actriz Amber Valletta con un look de la próxima colección de LOEWE, capturando el dramático movimiento de su cuerpo contorsionado en un intento desesperado por recobrar el equilibrio sobre una espiral de cuerda.

Por último, una sobria fotografía del bolso Joyce de LOEWE, inconfundible por su forma de media luna y su gran placa redonda con el logotipo de la marca en oro, completa la campaña.